Elver Hinostroza - Doctoralia.es

7 factores clave en tu equipo de trabajo que podrían causarte un gran problema

5 pasos sencillos para gestionar el estrés en el trabajo
 

GRATUITO

Los problemas que surgen cuando tus empleados no se llevan bien son inevitables. Es casi como si quisieras que esto pasase, porque hace poco hicimos una lista de 15 cosas que ocurren en los grupos de trabajo cuando la gente no se lleva bien.

Pero aunque estos problemas pueden ser inevitables, hay ciertas cosas que puedes hacer para evitarlos. En primer lugar, es importante que sepas qué factores clave existen en tu equipo de trabajo que podrían ser la causa más grande de tus problemas.

Pordentro te contamos lo que son.

1. No tener claro cuál es el propósito del grupo

Cuando tus empleados no tienen un propósito común, se vuelven difíciles de trabajar porque no saben qué hacer.

El objetivo de tu equipo debe ser único y definido; el lugar en el que todos están esperando que se dirijan.

2. Falta de comunicación

La falta de comunicación es quizá el problema más común en los equipos de trabajo. Cuando la gente está en silencio, es difícil saber lo que piensan, lo que los frustra y se vuelven demasiado cautelosos.

Hay varios problemas en el equipo cuando no hay comunicación efectiva: las personas sienten que pueden perder su trabajo si pierden sus habilidades o porque no reciben suficiente apoyo de las personas.

El mayor problema de la comunicación insuficiente es que requiere mucho más tiempo para tomar decisiones y resolver los problemas, lo cual se traduce en una pérdida de productividad.

3. No hay compromiso

Cuando tus empleados no están comprometidos con el trabajo, se vuelven perezosos y no hacen nada. Esto tiene un efecto negativo en la productividad y en el espíritu de equipo.

El compromiso se basa en la confianza y el respeto. Si tus empleados no confían en ti, no están dispuestos a trabajar duro por ti, y si no respetas sus opiniones, tampoco estarán interesados en colaborar.

4. No hay objetivos claros

Cuando tus empleados no saben qué es lo que están tratando de lograr, se vuelven confundidos y perdidos. Esto causa incertidumbre y desmotiva a las personas.

Tus empleados necesitan saber cuáles son los objetivos y cómo pueden ayudar a alcanzarlos. Si no están involucrados en la definición de objetivos, se sentirán como si solo estuvieran haciendo su trabajo y no tendrán sentido de propósito.

5. Demasiada presión

Cuando hay demasiada presión, esto provoca un exceso de errores en el trabajo personal y se vuelven otra vez perezosos. La presión puede venir de cualquier lado, pero la mayoría de las veces viene de arriba.

Cuando hay demasiada presión, tus empleados se vuelven estresados y no son capaces de pensar con claridad. Esto causa una falta de concentración, errores en el trabajo y estrés.

6. Los conflictos personales

Cuando los conflictos personales se llevan al trabajo, esto causa problemas en la productividad y en la moral. Esto sucede porque las personas no están concentradas en el trabajo y están distraídas por el conflicto.

Los conflictos personales también pueden ensuciar el ambiente de trabajo y hacer que sea difícil para la gente cooperar.

7. Falta de apoyo

Cuando la gente no se siente apoyada en el trabajo, se vuelven inseguros y no están dispuestos a tomar riesgos. Esto tiene un efecto negativo en la creatividad y en el espíritu de equipo.

Tus empleados necesitan saber que están apoyados. El apoyo puede venir en forma de feedback positivo, ayuda para resolver problemas o simplemente ser escuchados.

5 pasos sencillos para gestionar el estrés en el trabajo
 

GRATUITO