Elver Hinostroza - Doctoralia.es

Cansado y sin motivación que hacer en el trabajo?

5 pasos sencillos para gestionar el estrés en el trabajo
 

GRATUITO

¿No odias cuando te sientes cansado y desmotivado en el trabajo? Yo sé que sí. Es importante mantenerse motivado mientras se trabaja, especialmente en un trabajo como el mío en el que el servicio al cliente es clave. Si no nos sentimos bien con lo que hacemos, ¡los clientes tampoco lo estarán!

Haz una lista de todas las tareas que debes realizar hoy

Crea una hoja de tareas y mírala en todo momento para mantenerte motivado. Puede que parezca algo obvio, pero es importante no olvidar nada.

Si terminas todas las tareas antes de que el día finalice, puedes irte a casa más temprano. Si la lista de tareas nunca se termina, es posible que te toque trabajar hasta tarde.

Toma un descanso

Cuando te sientas cansado, toma un descanso. Si sales a fumar o a tomar el sol, es posible que regreses más motivado. Si no quieres salir, puedes leer o hacer cualquier cosa que te guste.

Divide cada tarea en pasos más pequeños

Si te enfrentas a una enorme pila de trabajo, lo más probable es que termine todo frustrado y sin ganas por completo. Haz cada tarea en pasos pequeños para evitar esto. Es más fácil terminar una tarea si se divide en pasos más pequeños.

Cambia tu rutina

Si te sientes cansado y sin motivación, tal vez sea hora de cambiar tu rutina. Puedes ir a trabajar en otro transporte público, tomar un camino diferente o probar una combinación diferente de ropa y maquillaje.

Mantén un estilo de vida saludable

Es importante que tomes buen cuidado de ti mismo, especialmente en el trabajo. Come alimentos ricos en nutrientes, duerme bien y usa protector solar en las mañanas. Si comes sano, duermes lo suficiente y cuidas tu piel, te sentirás mejor mientras estés trabajando y quizá termine antes de lo que acostumbras.

Pide ayuda

Si estás realmente estresado y no puedes concentrarte, es posible que necesites pedir ayuda. Tal vez tu jefe o compañeros de trabajo puedan ayudarte a terminar esas tareas que nunca parecen terminar.

No permitas que el estrés y la frustración se apoderen de ti. Si sigues estos consejos, es probable que te sientas mejor y más motivado en el trabajo. ¡Anímate!

Cambia tu perspectiva

Si todo lo que ves son obstáculos, es hora de cambiar tu perspectiva. Tal vez estés trabajando demasiado o no estás enfocado en lo que estás haciendo. Cambia tu perspectiva y verás el mundo de una manera nueva y más motivada.

Haz lo que te guste

Si sientes que el trabajo no está a la altura de tus expectativas, es mejor tratar de encontrar algo que te guste hacer en tu trabajo. Tal vez algo que nunca hayas tenido la oportunidad de hacer antes. No pierdas el tiempo, busca lo que te apasiona y encuentra maneras de incorporarlo a tu trabajo cotidiano.

Cuida de ti mismo

Tu salud es más importante que cualquier tarea en el trabajo. Si no estás dispuesto a hacerlo por ti, hazlo por la gente que depende de ti. Toma pequeños descansos seguidos para pedir ayuda, come bien, duerme lo suficiente y usa protector solar. Si cuidas de ti mismo, estarás en mejores condiciones para realizar cualquier tarea.

No te compares con otros

Tal vez estés trabajando en un área en la que hay grandes competencias. No te compares con los demás, sé tú mismo y haz lo mejor de lo que eres capaz. Si todos se centran en su propio trabajo y no se preocupan por lo que hace el resto, todos tendrán éxito y no habrá competencia.

Mantén una mente positiva

Si te sientes estresado porque tienes que trabajar en cosas que no disfrutas, especialmente trabajando para alguien que no aprecia tu trabajo, es hora de cambiar. Tal vez no podrás hacer demasiado al respecto pero sí puedes buscar otro empleo donde te valoren y disfrutes del trabajo del día a día. Si evitas que el estrés y la frustración te afecten, es más probable que termine antes de lo que acostumbras.

Date un premio

Si terminas todas tus tareas y te sientes orgulloso de ti mismo, es hora de darte un premio. Puede ser algo pequeño, como una película o salir a comer. Lo importante es que te sientas bien contigo mismo y que disfrutes de tu éxito.

Organízate

Si estás cansado y sin motivación, es probable que no estés organizado. Tal vez tengas una enorme pila de trabajo en el escritorio o quizá tengas tu espacio de trabajo desordenado y caótico. Organízate y todo se verá diferente para ti.

Aprende algo nuevo

Tal vez te sientes como si ya no pudieras dar más de lo que recibes. Si estás en una rutina constante, es hora de aprender algo nuevo. Busca un curso o seminario que te interese y aprende sobre eso. Si te mantienes activo intelectualmente, es más probable que estés motivado en el trabajo.

Dale un propósito

Si sientes que el trabajo no tiene un objetivo claro, es posible que estés en el camino incorrecto. Tal vez no tenga un propósito y sea solo trabajo sin sentido. Si encuentras un propósito para ti mismo, es más probable que estés motivado.

Agradece qué haces

Aunque no te guste el trabajo que estás haciendo, es importante agradecerlo. Si no estás agradecido, es probable que no te motive para seguir adelante. Agradece a Dios por lo que tienes y busca la manera de ser feliz en tu trabajo, aunque no sea lo que esperabas.

Nunca permitas que esto se apodere de ti. Sigue estos consejos para sentirte mejor y más motivado en el trabajo. ¡Anímate!

Encuentra el equilibrio

Es importante encontrar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal. Si estás trabajando todo el tiempo, es probable que no tendrás tiempo para ti mismo. Dedica un poco de tiempo a tu familia, amigos y hobbies. Si no encuentras el equilibrio, es probable que te sientas estresado y sin motivación en el trabajo.

Perdona y olvida

Si terminas tu trabajo, pero sientes que no pudiste hacerlo como lo quisieras, aprende a perdonarte. No es posible hacer las cosas perfectamente ni hacer el mejor trabajo del mundo. No esperes hacerlo todo bien, pero tampoco te castigues por ello. Acepta tus errores y olvídalos para que no te desmotiven.

Haz algo divertido

Tal vez tu trabajo sea la única parte de tu vida que no te gusta. Si estás buscando un escape, es hora de hacer algo divertido. Ve a bailar, haz ejercicio o encuentra un hobby que te guste. Si no tienes una actividad divertida, es probable que te sientas estresado y sin motivación en el trabajo.

Sé tú mismo

Si cambias a quien eres a tu jefe o a las personas con las que trabajas, es probable que fracases en el intento. Sé tú mismo y no intentes ser alguien que no eres. Si todos les gusta como eres, es posible que puedas seguir con el trabajo y tengas mucho más éxito.

Conclusion

Si sientes que estás en una rutina y que no puedes moverte del sitio, es hora de hacer algo al respecto. Ponte las pilas, toma cursos relacionados con lo que te guste y asegúrate de disfrutar cada día. Sigue estos consejos y pronto verás como tu vida laboral da un giro de 180 grados.

5 pasos sencillos para gestionar el estrés en el trabajo
 

GRATUITO