Elver Hinostroza - Doctoralia.es

¿Como gestionar el estrés en tu trabajo?

5 pasos sencillos para gestionar el estrés en el trabajo
 

GRATUITO

El estrés es una sensación que se puede presentar a cualquier persona en diferentes circunstancias, ya sea personal o laboral. El problema del estrés no reside solo en la sensación de tensión, sino también en las consecuencias que este produce sobre nuestro organismo. Es por ello que es importante encontrar formas para gestionarlo y minimizar sus riesgos.

¿Qué puedo hacer para gestionar el estrés?

El estrés es una parte inevitable de la vida en el trabajo. Trabajar duro y concentrarse en las tareas que se nos asignan puede conducir a altos niveles de estrés. Estrés no quiere decir falta de productividad, sin embargo. Después de todo el estrés puede conducir a realizar las tareas con mayor rapidez y eficacia.

Por supuesto, demasiado estrés es algo malo para la salud en general, pero hay formas en que puedes manejar el estrés en tu trabajo.

1) Técnicas de respiración

La respiración es uno de los elementos esenciales en la vida, sin embargo la mayoría no somos conscientes del efecto que tiene sobre nuestra mente y nuestro cuerpo. El estrés puede provocar que nuestra respiración se acelere, y en el peor de los casos llega a sentir como si nos estuvieran apuñalando. Por otra parte, la respiración profunda y lenta puede ayudar a reducir la presión sanguínea y acelerar el proceso. Algunos consejos sobre cómo respirar generalmente incluyen:

  • Realizar inspiraciones lentas y muy profundas por la nariz, los pulmones se llenan de aire completamente y mantener las espiraciones como si fueran suspiros.
  • Respira desde el diafragma, mantente relajado para que la respiración fluya suavemente. No procures forzarla o agitar tu cuerpo deliberadamente para hacerla.

2) Técnicas de mindfulness

La mindfulness es un concepto que aconseja ser consciente de lo que sucede alrededor de ti en el presente; eliminar todas las distracciones como pensamientos, proyectos y trabas. El mindfulness puede ser utilizado en el trabajo para reducir el estrés porque ayuda a concentrarse en las tareas que se llevan a cabo. La práctica de la meditación es una forma de entrenamiento para alcanzar el nivel de mindfulness necesario.

3) Relajación muscular progresiva

La relajación muscular progresiva disminuye constantemente los niveles de tensión acumulados y promueve la salud y bienestar físico y mental. Para probarla, puedes utilizar el procedimiento de estiramiento progresivo, que se realiza a través de la contracción y la relajación rítmicas y sincronizadas.

4) Tomar un descanso

Algunas personas necesitan tomarse algún tiempo completo fuera del trabajo para gestionar el estrés. Es posible que quieras tomarte un descanso para alejarte de tus tareas durante un tiempo, pero también puedes hacer uso de la flexibilidad laboral.

5) Viajar

Otra cosa que puedes hacer es desconectar del mundo laboral durante un corto período y volver con nuevas ideas y energía. Un viaje muy relajante puede darte una perspectiva nueva sobre tu trabajo.

6) Acción o afición

Hay otras formas en las que puedes manejar el estrés: haciendo algo extraño y divertido, como montar en bicicleta, patinar o una actividad nueva. Pero lo mejor es encontrar lo que te gusta hacer, fuera de la oficina, y emplear ese tiempo para hacerlo. La lista puede abarcar desde leer, pasar tiempo con tu familia o amigos cuando no estás en el trabajo. No hay mejor manera de gestionar el estrés laboral que haciendo algo que te guste y desconectar así del mundo laboral.

Hay muchas formas diferentes en las que puedes manejar el estrés relacionado con tu trabajo. Algunas personas prefieren meditar mientras que otros necesitan un descanso para recuperarse mentalmente.

Asimismo, si no tienes mucha opción relacionados con tu trabajo, podrías decidirte por el trabajo a tiempo parcial, o incluso no llegar al trabajo en algunos días. Por último, es posible que quieras romper con la rutina y experimentar nuevas cosas: ¡hasta aprender una nueva habilidad puede ser un buen remedio para el estrés!

Hay muchas formas de gestionar el estrés laboral y todas ellas te permitirán descansar del mundo laboral durante un corto período y volver con una perspectiva más positiva sobre tu trabajo. Por último, no hay mejor manera de sentirse bien que practicando algo que te guste y descargándote así del estrés laboral.

¿Cómo afecta el estrés en el trabajo?

El estrés es algo que nos afecta a todos los trabajadores , ya sea en el primer empleo o en un puesto de que lleve mucho tiempo. Cuando se produce estrés por factores externos, como la presión del jefe , exámenes o problemas familiares, es posible controlar su intensidad mediante métodos tales como la meditación u otros descansos como lo hemos hablando anteriormente.

Algunas personas no pueden manejar sus vidas y se sienten atrapados ​​por las situaciones que acontecen cada día. Para ellos, el estrés puede causar una gran cantidad de dolor físico y emocional.

Algunos de nosotros tenemos personalidades que nos pueden difícultar un estado meditativo adecuado. Si eres uno de ellos, hay métodos alternativos para reducir la ansiedad y el estrés. Puedes tratar de tomar las cosas con calma . Eventualmente, te darás cuenta de que tus preocupaciones no son tan grandes como pensabas y que tienes control sobre ellos. Esto te ayudarás a mantener el control durante el día.

El estrés se convierte en algo malo sólo cuando usted no puede manejar la situación o lo someten a excesiva presión. Si bien es verdad que parece difícil deshacerse de viejos hábitos, hay muchos métodos nuevos para lidiar con el estrés . Es posible que dependa de ti experimentar con diferentes maneras hasta encontrar un método que funcione para usted.

Hay algunos momentos en los que le resulta imposible controlar tu estrés y la mente vuelve a sus pensamientos negativos . Para éstos casos, intente hablar con su jefe , o busque el apoyo de un amigo en el que pueda confiar. Contar con alguien de confianza te puede ayudar a sentirte mejor en casa un gran incentivo y te ayudarás a sentirse mejor en cada situación .

El estrés puede afectar al rendimiento en el trabajo de muchas maneras.

Hay muchísimos métodos diferentes de gestionar el estrés del trabajo de cada persona y hay millones de formas distintas en las que se puede afrontar el estrés laboral; al final solo tú sabrás lo mejor para ti, así que prueba todo lo que te sea posible!

La preparación física es importante a la hora de afrontar los estudios o el trabajo. Tener una buena salud física te permite mejorar tu rendimiento y prevenir molestias como dolores de cabeza, migrañas o fatiga. Si entrenas en el gym cuatro veces a la semana, vas al gimnasio dos veces por semana o practicas deporte regularmente serás capaz de afrontar los estudios o el trabajo sin problemas de ningún tipo.

Nuestro cuerpo es muy importante en nuestra vida diaria; tiene que soportarnos durante todo lo que hacemos. Pero, ¿cuántas veces le pagamos con creces esta fidelidad? Algunas personas trabajan demasiado y descuidan sus rutinas de ejercicio o dieta. Nuestro cuerpo agradece que lo cuidemos y nos recompensará aumentando nuestra fuerza y rendimiento diario.

Muchas veces queremos trabajar duro para poder tener una tanquilidad económica, cuando lo que realmente necesitas es parar un momento y disfrutar del presente. El estrés acumulado se traduce en cansancio físico al final de la jornada laboral y en muchas ocasiones empeora nuestro rendimiento diario sin darnos cuenta.

Elige un hobby o pasatiempo que te guste y en el que puedas mentenerte un tiempo; esta será una forma perfecta de controlar tu estrés en el trabajo. Piensa en lo que más te divierta y haz algo por ti mismo; no podrás salir ganando si te sientes agobiado todo el día.

Así que, ¿por qué agobiarte? Si las cosas no van según lo previsto, simplemente cambia la dirección del viento. Valora tus objetivos y traza una estrategia; no puedes rendirte al primer contratiempo. El trabajo exige mucho sacrificio, pero tenerlo te dará satisfacciones que solo conseguirás de manera temporal si andas por la vida sin rumbo fijo.

5 pasos sencillos para gestionar el estrés en el trabajo
 

GRATUITO