¿Cómo hablar de sexo en tu relación?

Hablar de sexo en una relación suele ser un tabú. Cada uno evolucionando en el curso de la relación, es sin embargo esencial saber comunicarse para seguir avanzando juntos de la manera más serena que sea. Entonces, ¿cómo abordar este tema y tener una vida sexual satisfactoria?

Conocerse a sí mismo para hablar de sexo

Para mantener una discusión constructiva con tu pareja, primero debes determinar qué va bien y qué podría mejorarse. Nunca lo repetiremos lo suficiente: ¡tu hombre no está en tu cabeza, y no puede adivinar que algunas de sus caricias te desagradan o que, por el contrario, tienes carencias!

En cualquier caso, aunque tengas miedo de ofenderle, no olvides que hablar de sexo en vuestra relación es, por el contrario, una prueba de que queréis seguir avanzando juntos de la forma más satisfactoria posible.

Hablar de sexo para reavivar el deseo

Hablar de sexo en tu relación puede parecer difícil porque tienes miedo de las reacciones de la otra persona, pero también porque tienes miedo de lo que vas a escuchar. Evita las situaciones demasiado formales, en las que la discusión puede convertirse rápidamente en una disputa, y prefiere un ambiente relajado, en torno a una cena romántica, por ejemplo.

Piensa en ello como un juego, en el que te turnas para hablar de lo que te gusta, lo que te gusta menos y lo que esperas del otro. También puede ser una oportunidad para probar cosas nuevas y redescubrirse mutuamente.

Hablar durante el sexo:

¡Hablar de sexo también puede hacerse con el cuerpo! Durante los mimos, guíale hacia tus zonas erógenas o susúrrale lo que te gustaría que te hiciera. Lejos de molestarle, verás que al darte más placer aumentará su excitación.

Esto también puede servir para iniciar una conversación: «Mira, me dio mucho placer cuando me tocaste de esta manera y de la otra. Y tú, ¿hay algo que prefieras?». Después de eso, lo único que tienes que hacer es ir a por todas.

No olvides guiarle durante los preliminares y susurrarle lo que quieres que haga.

Le invito a que se ponga en contacto conmigo si tiene alguna duda. Estaré encantado de responder a ellas. Puedes contar conmigo.