Cómo lidiar con la ira en el trabajo

Puede llegar un momento en el que te encuentres lidiando con la ira en el trabajo. Puede ser tu enfado o el de otra persona. Sea cual sea la situación, es de vital importancia que se disipe la discordia lo antes posible. No es ningún secreto que un ambiente de trabajo estresante es poco productivo. Sigue leyendo para saber más sobre cómo mantener la armonía en el trabajo. Se puede hacer.

Respira profundamente 

Cuando la gente se enfada, tiende a decir cosas que sólo empeoran el problema. Si alguna vez sientes que empiezas a frustrarte en el trabajo, respira profundamente y cuenta hasta tres. Puede parecer poco, pero puede ser el tiempo suficiente para recuperar la concentración y mantener la compostura. Si estás hablando con un compañero de trabajo y sientes que empiezas a enfadarte, considera la posibilidad de preguntarle a esa persona si puede volver a hablar contigo en otro momento, cuando te sientas mejor. 

Céntrate en el trabajo 

Si te cuesta llevarte bien con alguien en el trabajo, esto puede dificultar mucho la interacción entre ambos. En este caso, es importante centrarse únicamente en los problemas relacionados a esa persona en el ámbito laboral y no en la aversión que puedas tener hacia la persona en sí. 

Recuerda que arremeter contra tus compañeros de trabajo puede crear más problemas y dificultar enormemente la relación con ellos. Esto puede conducir a un aumento de los niveles de ira y ansiedad de todos los implicados. 

Exprésate con claridad 

Puede ser muy frustrante cuando parece que las personas que te rodean no entienden lo que estás tratando de decir. Normalmente, cuando uno se enfada, resulta muy difícil expresarse de forma que todos lo entiendan. Para obtener los mejores resultados, asegúrate siempre de hablar con calma y claridad. Expresa tu versión de los hechos sin ponerte a la defensiva ni culpar a nadie. 

Conoce tus límites 

¿Te enfadas a menudo? Si es así, es importante identificar qué tipo de cosas te hacen estallar y también ser capaz de reconocer cuándo empiezas a sentirte molesto. Cuando te enfadas rápidamente, puedes encontrarte en una discusión antes de que te des cuenta. Por eso, reconocer el hecho de que tu comportamiento está empezando a ser agresivo hace que sea más fácil calmarse y centrarse en resolver el asunto en cuestión. 

Aléjate de la situación

Si tu trabajo te presenta una situación que crees que no puedes manejar, haz todo lo que puedas para salir de la situación con la mayor calma y rapidez posible. Pide amablemente a la persona con la que estás tratando si puede esperar unos momentos mientras encuentras a otra persona para que le ayude. Esta es una alternativa mucho mejor que tener un arrebato delante de los compañeros de trabajo o los clientes. Por lo general, te resultará mucho más fácil calmarte una vez que te hayas alejado de lo que sea que te esté estresando. 

Enfrentarse a la ira en el trabajo nunca es una experiencia agradable. Sin embargo, con esta información, debería hacer que los casos difíciles sean un poco más fáciles para todos los implicados.

Conoce una innovadora reflexión que te hará descubrir una mejor forma de ver la vida

GRATUITO

Conoce una innovadora reflexión que te hará descubrir una mejor

forma de ver la vida

GRATIS